top of page

Capri: L'Isola dei Sole

La isla de Capri es una isla de Italia que tiene una superficie de unos 10,4 km² y está localizada en el mar Tirreno. Ha sido un lugar de célebre belleza y centro vacacional desde la época de la antigua república romana.

De mi estancia de 5 días allí en 2005 recuerdo la belleza de todos los lugares que visité (sobre todo la Chiesa de San Miguel e la Chiesa de Santa Sofia, las casas blancas con balcones de hierro forjado con sus pequeños jardines en flor y el olor a limonero que impregnaba toda la isla.

Capri es un pequeño placer para los sentidos. Sabe a limoncello y café aderezados con una pizca de brisa marina y huele a azahar y lavanda.

Partimos en septiembre del puerto de Nápoles tras un vuelo corto con Vueling y una breve pero agradable travesía en ferry. Tan sólo 45 minutos después, avistamos esta bonita isla del Golfo de Nápoles, situada frente a la Península Sorrentina: la que los lugareños llaman Isola dei Sole "Capri" y cinco minutos después, atracábamos en Marina Grande.

Empezamos nuestra ruta en La Piazzeta (el corazón de la ciudad), que aún conserva sus casas y la arquitectura de sus años más dorados. Las calles son estrechas y muy concurridas y a un lado y a otro se pueden ver lujosas tiendas, joyerías, boutiques, restaurantes y hoteles. Es una verdadera delicia pasear por esta isla tan pintoresca, cosmopolita y auténtica.

Destaco la Cassa Rossa: una casa roja que se construyó entre 1876 y 1880 y que rodea la archifamosa Torre Aragonesa (edificada por los habitantes de Anacapri después de mediados del s.XIV para defender la zona habitada). Hoy es un lugar que guarda múltiples piezas arqueológicas, tanto originales como réplicas, encontradas en la isla.

Y no nos olvidemos de Villa Jovis: construida por el emperador Tiberio entre el 27 DC y el 37 DC como palacio romano, el más grande de las doce villas tiberinas. Hoy en día se encuentra prácticamente en ruinas, aunque la gran extensión del terreno nos puede dar una idea de la enorme construcción en su época.

Justo al traspasar la entrada principal, si nos acercamos hacia la derecha observaremos un impactante precipicio con vistas al marque llaman el salto de Tiberio.

Esta es la villa que aparece en la película de “La última legión” y reconoceréis seguro el acantilado del que os hablo.


Antes de irnos, nos acercamos a los funiculares que unen el puerto con el pueblo principal de Capri y nos subimos a ellos. El billete sólo vale 1,80 euros Este funicular realiza el ascenso hasta el pueblo desde donde puedes disfrutar de las mejores vistas del golfo de Nápoles con su imponente Vesubio en la distancia.





0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
bottom of page