Carcassone

Actualizado: 21 abr 2020

Los inicios de Carcassone datan del 300 A.C, cuando los galos se sometieron a los íberos del Languedoc. Más tarde, en el 122 A.C conquistaron la Provenza y el Languedoc y fortificaron la colina que en aquel entonces llamaron "Carcaso". A lo largo de la historia la fortaleza fue visigoda (entre el 460 y el 725), sarracena (hasta que Pipino el Breve les expulsó) y posteriormente cristiana.


El Castillo de Carcassone se encuentra adosado a las murallas exteriores de la ciudadela y fue erigido por los Vizcondes de Trencavel, vasallos a su vez de los Condes de Toulousse, que fueron derrotados tras la cruzada cátara del s. XIII y por la que el Castillo pasó a manos de la Corona Francesa.

La leyenda de Doña Carcas

Es la época de Carlomagno y éste ha asediado Carcasona. El rey musulmano Ballak acaba de morir y su mujer "Dama Carcas" decide tomar las riendas y dirigir la batalla.

No va a ser fácil. LLevan 5 años de asedio y el hambre vence a los últimos defensores de la plaza. Pero allí, sola y protegida por sus murallas, Doña Carcas urde un plan: coloca muñecos de paja y lanza flechas de ballesta contra el ejército de Carlomagno para hacer creer a la guardia enemiga que su ejército sigue siendo numeroso.

La realidad no puede ser más diferente. En la ciudad sólo queda un cochinillo y una ración de trigo para dar de comer a toda la población. Pero el ingenio de Doña Carcas vá más allá. Ceba el cochinillo con toda la ración de trigo y lo lanza desde lo alto de la muralla. Una vez en el suelo, el cerdo explota y de sus tripas salen los cereales. Carlomagno piensa entonces: "Seguir con el sitio es inútil. Carcassona tiene tanto trigo, que hasta ceban con él a sus puercos".

Cuando el ejército ya está retirándose Doña Carcas le hace llamar a golpe de trompeta para entregarle su juramento de fidelidad. Por eso recibe la ciudad ese nombre: "Carcas sonne" o "Carcas suena".





Ciudadela Medieval de Carcassone


Mi primera incursión en territorio francés fue a la bonita ciudad medieval de Carcassone; viaje que repito con la familia 16 años después y con mi pareja una tercera vez. Lo que más destaco es lo cuidado y lo limpio que está todo. Si eres menor de 26 años como fue mi caso la primera vez, todo es gratuito y tienes una audio-guía en inglés, español y francés a tu disposición. Las vistas son increíbles y el paisaje realmente precioso.

El Castillo lo ideal es visitarlo de día y de noche, para poder comparar los fondos del paisaje.

La visita por el interior del Castillo dura más o menos dos horas. Las indicaciones no son su fuerte, pero es muy intuitivo y no te pierdes por dentro. Se visitan todas las estancias y hay un documental donde se puede ver cómo era antes y cómo ha ido evolucionando a través de las diferentes remodelaciones que le han hecho. Pasear por él es transportarte a un cuento de princesas y caballeros en la época medieval. Particularmente lo que más me cautivó fueron las almenas y la torre del homenaje.

La Basílica de Saint-Nazaire es realmente preciosa y no os podéis perder el visitarla. La entrada es gratuita y se puede coger un audio-guía. Los ventanales y los rosetones son dignos de admirar y la sensación de paz y plenitud dentro es colosal.

Castillo Condal y Muralla exterior

El Castillo era una fortaleza defensiva ubicada dentro de la Ciudadela Medieval y su posición era claramente estratégica.

Como se puede apreciar en las fotos, desde las torres de vigilancia se tiene una extensa vista panorámica tanto del Río Aude como de la ciudad. Las torres son uno de los puntos a destacar de la fortaleza. Tienen cuatro plantas muy similares en su interior, de techos abovedados en los pisos inferiores y planos en los superiores. Una de ellas, la Torre Pinte 5, domina sobre todo el conjunto.

El edificio principal fue construido en el s.XIII por los Trencavel (Vizcondes de Carcassone), quienes transformaron el castillo condal original.

Aunque la forma que conocemos hoy día y podemos apreciar es obra de la restauración concertada entre Jean-Pierre Cros y el arquitecto Violet-le-Duc en el s.XIX que consiguen dotar a las torres de tejados puntiagudos recubiertos con pizarra y le devolvieron el aspecto de Ciudadela Real que poseía originalmente.

La muralla del Castillo es del s.XII y destacan: la Muralla Oeste; dónde está la Torre de la Justicia (S.XIII) y dónde se guardaban los archivos de la Inquisición y la Muralla Norte; esta es la parte de la antigua fortificación galo-romana que se encuentra mejor conservada y se caracteriza por el paramento de piedra y ladrillo.

Conviene destacar también la barbacana o puerta de entrada, que es donde se encuentra el foso.




Catedral de St.Nazaire

Fue la Catedral principal de la ciudad hasta 1801 en que fue reemplazada por la Catedral de Saint-Michel. Aunque se construyó en el S.XII siguiendo el estilo románico (que aún se aprecia en el campanario o la nave) dominan otros componentes del gótico como las vidrieras y los ábsides. Cabe decir que las vidrieras son impresionantes, de una belleza centenaria y con gran infinidad de vidrios de colores.

La Catedral en sí es un ejemplo de harmonía entre románico y gótico y visitarla por dentro es como volver al pasado bajo un remanso de paz.

Es visitable de lunes a sábado de 8 a 20 horas y los domingos de 8 a 10:30 y de 12:30 a 20:00 (aunque puedes oir misa a las 11).




Museo Lapidario


Es un museo gratuito dentro del Castillo de la Cité donde desde 1927 se exponen materiales arqueológicos locales que van de la época romana hasta el gótico pasando por el románico. Como podéis ver hay: estatuas, lápidas, fuentes, frescos, arcos y otras partes de la ciudad.



#France;#cathars;#catharisme; #travelblog; #IamTB; #travellingtheworld; #viajar; #castle; #Carcassone; #museum











0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo